Alimentación de la gallina enjaulada

Texto de
Pico y Espuela

Ninguna gallina enjaulada, bien sea en corral o caseta, o en patio pequeño, pondrá una buena camada de huevos y producirá pollos saludables a base de una alimentación exclusiva de maíz, pues este no provee todos los principios nutritivos para mantener el cuerpo, crecer y reproducirse.

Bajo estas condiciones, hay que proveerles alimentos altos en proteínas, como el alimento concentrado para ponedoras. Este alimento estimula la producción de huevos, porque posee una fórmula equilibrada de alimentos nutritivos. Como requisito básico, este alimento debe contener no menos de 15 por ciento de proteína.

El alimento concentrado debe complementarse con vitaminas, calcio y otros minerales en alguna forma. El calcio contribuye a la producción de un cascarón fuerte y un pollito con una estructura más resistente y vigorosa.

Puede suplirse a través de caracoles u ostras partidas. Viene en polvo, conjuntamente con el fósforo, para disolverse en el agua de tomar.

También en forma de carbonato de calcio, gluconato de calcio, harina de huevos y fosfato dicálcio. La ración debe contener no menos de tres por ciento de calcio.

Provea, por lo menos cada tres días, yerba picada fresca. La yerba estimula el movimiento intestinal y el apetito de las aves, amén que provee algunas vitaminas. Para estos efectos, aunque resulta más caro, el repollo, lechuga y otras hortalizas verdes surten el mismo efecto.

Lo mismo hace el pan de leche. Cambie el alimento entre días para estimular el apetito y dele cápsulas de vitamina B1. Provea aceite de bacalao mezclado con el alimento una o dos veces por semana.

El agua limpia, pura y fresca, y en forma constante, es requisito indispensable en la caseta o gallinero. Una gallina en producción requiere mucha agua, tanto para mantener su cuerpo a una temperatura normal; como para ayudar a la digestión del consumo constante de alimento concentrado. Una gallina enjaulada y alimentada con amasijo concentrado requiere mucha más agua que una suelta. Recuerde, que la gallina no podrá poner normalmente si no bebe agua en las cantidades necesarias, puesto que el huevo está compuesto de aproximadamente 66 por ciento de agua.

Cuando usted nota unos síntomas aparentes de enfermedades, provea en el agua terramicina o combinaciones de antibióticos con vitaminas como el “Flox Aid”. Esto ayuda a contrarrestar o reducir su ataque.

El alimento debe ponerse en comederos especiales, de tal manera, que las gallinas no lo escarben y produzcan mucho desperdicio.

Igualmente, use buenos bebederos. La altura de ambos debe regularse al alto del lomo de las aves. Esto evita pérdidas de alimento. No llene los comederos más allá de la mitad.

Si la caseta es cubierta y cerrada, provea en el piso una camada de 6 pulgadas de viruta. Manténgala siempre seca. Esto debe tener buena ventilación y acceso al sol.

Hay ocasiones en que las gallinas requieren en su dieta por varios días, especialmente si no se les provee yerbas, una dosis de un complejo de vitaminas y minerales. Puede proveerlo disuelto en el agua o en píldoras, como le sea más fácil y económico. Dé alimentación especial al padrote si fuese necesario.