Antecedentes Históricos del gallo de combate

Texto de
Lic. Mario Montes

La crianza y casteo del gallo de combate se remontan a casi 500 años de antigüedad, se inicia con la llegada de los españoles a tierras mexicanas. La belleza y valentía de estas singulares aves cautivas a los antiguos pobladores de América, es en tierras mexicanas donde se celebra el primer combate de gallos, actividad que pronto se difunde por todo el continente Americano. Orgullosamente podemos sostener que no existe otra actividad como ésta con tanta antigüedad y tradición. En México no existe un rincón en donde no se críe y practiquen el casteo de gallos. Durante estos casi 500 años la actividad gallística sufre una seria de transformaciones hasta llegar al presente, donde adquiere la característica de una gran industria.

Como actividad pecuaria existen miles y miles de criadores cuya producción anual se cuantifica por millones, lo que por consecuencia genera más de cien mil fuentes de trabajo directo, además de un sinnúmero de industrias que han surgido especializándose en productos para el gallo de combate, entre éstas encontramos las que producen alimentos, laboratorios, las que producen utensilios especiales para estas aves y que podríamos calcular en más de 500 especialidades. También ha sido una próspera fuente de trabajo para artistas y artesanos, para científicos y campesinos.

En México se celebra alrededor de cuatro mil 500 ferias anuales, comúnmente conocidas como palenques, hasta diez veces esta cantidad en eventos privados, y cuando menos el doble del número de ferias en eventos de casteo celebrados por las diferentes Asociaciones Gallísticas.

Como su nombre lo indica, el gallo de combate se cría bajo sostisfícados métodos de selección genética para el combate, por lo tanto, sólo se puede medir su calidad combativa mediante el combate, no existe ningún otro método o forma que nos pueda indicar la calidad de éstas aves si no es mediante el combate.

La calidad de estos gladiadores sólo se obtiene con la mejor crianza y cuidado de éstas aves desde su nacimiento hasta su casteo, dependiendo de sus cualidades para el combate es como se le selecciona para la crianza y reproducción, lo que asegura una larga y placentera vida rodeado de las mejores comodidades propias para estas aves o bien en libertad en el campo.

La crianza de estas aves se ha convertido en un factor económico determinante en los ingresos de un humilde campesino hasta el de un próspero industrial, además de que por la calidad de estas aves que crían en nuestro país, ya se ha dejado de importar gallos de otros países que han hecho grandes industrias, entre ellos podemos mencionar Estados Unidos, Cuba, España, Japón, Bélgica, Irlanda, el Medio Oriente, Asia, Argentina, Brasil, Puerto Rico, Colombia, y así una larga lista. Sin embargo, México se ha quedado rezagado a causa de la falta de una adecuada reglamentación, lo que permitirá a nuestro país convertir esta industria de exportación con los consecuentes beneficios pecuniarios para nuestra economía nacional. En tal virtud, existen diferentes facetas que contemplan la actividad gallística en México y que podemos catalogarla en tres actividades: empresa, actividad clandestina y actividad pecuaria.

Tomado de la revista tradicion gallera.