Hay gallos en ciudad Rama

Rodolfo Henríquez, Alberto Chang y Rodolfo Henríquez Jr
Rodolfo Henríquez, Alberto Chang y Rodolfo Henríquez Jr

Texto de
Mario Tapia

En todos los pueblos de Nicaragua hay actividad gallera, y en ciudad Rama también. Para conocer y saber cómo están los gallos en el pueblo, nada mejor que hablar con don Rodolfo Henríquez González, quien, como buen hijo de gallero, desde que nació ha estado entre gallos y gallinas de casta. Aquí lo que hablamos con el amigo Rodolfo Henríquez González.

¿Cuántos años de vida, don Rodolfo?

66 años cumplidos

¿Cómo están los gallos en El Rama?

De los galleros viejos quedo sólo yo en El Rama. Todo lo que hay es nueva generación, que es producto de Rodolfo Enríquez.

¿Cómo está la raza?

Aquí se juegan cada ocho días.

¿Cuántas galleras hay?

Hay dos galleras: uno en el Muelle de los Bueyes y otra aquí, en El Rama. Afuera, hay otra también que le llamamos Guapí, que es nueva, propiedad de un campesino.

¿Quiénes son los galleros más fuertes actualmente en El Rama?

Aquí, en El Rama, los galleros más fuertes somos nosotros, el grupo mío: Enríquez y Gabriel Blandón; y unos muchachos de La Esperanza.

Don Rodolfo Henríquez González con su gallo estrella
Don Rodolfo Henríquez González con su gallo estrella

¿Cuál es la comarca más gallera de El Rama?

La comarca más gallera de El Rama es La Esperanza

¿Hay buenos galleros allí?

Pues iniciaron bien, pero ha decaído el deporte.

 ¿Quiénes son los galleros de La Esperanza?

Nando López, Bayardo León, Jesús Mendoza y otros, pero estos representan a los galleros de La Esperanza.

¿En Priscilla hay galleros?

Hay galleros, pero no cuidadores, no sacadores, sino que apostadores. Esos son los de Priscilla, apostadores más que otra cosa.

Quiere decir que hay futuro en los gallos en El Rama

Claro que hay futuro. Lo que ha estado pasando, es que los galleros han decaído por el asunto de que no están muy exactos en cuanto a las navajas de los gallos. Porque los gallos son de dos líneas, y los están echando a dos y media línea.

No están muy definidos en el asunto de las navajas.

O sea que son de dos y media.

Es correcto, y los estamos echando a dos líneas.

¿Y quién es el mejor ennavajador de aquí, del pueblo?

Aquí hay varios.

¿Quiénes?

Está Gabriel Blandón y está Amilcar Gutiérrez, que es quien me sustituye, es mi segundo en el equipo. Este Gabriel Blandón, es un muchacho muevo, muy bueno con la navaja también. Está Armando López, bueno también, y otros más. Casi la mayor parte ennavaja su gallo.

¿Y a usted qué es lo que más le gusta, castar, ennavajar, cuidar?

Todo me ha gustado a mí, gracias a Dios: sacar, cuidarlos, ennavajarlos, soltarlos, y no apostar, porque soy pobre.

¿Y de sus hijos algunos son galleros?

Cómo no. Rodolfo Jr. Es uno, y otro que se llama Nazario, también le gustan los gallos. Pero a quien le gustan más, es a Rodolfo Jr.

O sea que pintó el padrote.

Sí, pintó el padrote, menos la madrota.

¿Cree en la suerte usted?

Claro que si

¿Y en la pluma?

También

¿Y en el pelo?

También. En todo creo, porque todo lo que existe en la naturaleza es para creer. Lo vimos el sábado, lo estuvimos viendo allá, en Bluefields: ganó un gallo madroño, contra un rojo. Después el otro era más oscuro, volvió a ganar el otro más oscuro.

Aquí, la mayor parte de los galleros cree en la pluma.

¿Cómo estuvo la pluma en Bluefields?

No, uno y uno. Los primeros dos, que yo miré, fueron los dos claros que ganaron. ¿Me entiende? Después estuvieron, ya ve, de los dos claros que jugaron las dos últimas peleas, ganó el más oscurito. El más sucio pues, que era del panadero; se lo ganó al señor ese, de Managua, a Zelaya, que era más blanquito el de Zelaya.

¿Cómo vio la jugada en Bluefields?

Amigo, para serle claro, triste para como consideré que iba a estar, porque al verlo llegar a usted, al ver llegar a Alberto, al ver llegar a Zelaya, al ver llegar a la gente de Corn Island, consideré que iba a ver una jugada mejor a la que se dio, pues.

¿Hay que prepararla mejor para próximo año?

Si Dios quiere. Lo que pasa es que no se coordinan los galleros, no se unen, porque hoy en día el deporte gallístico no es de amigos, es de rivales, es de rencor; es de diferencia entre las personas; no es aquel deporte que nosotros conocimos.

Hay que rescatarlo

Lo que tenemos que hacer es que las nuevas generaciones tomen otras medidas. Que el deporte de los gallos es, en mi criterio, el deporte más honesto que hay, porque se trata entre amigos. Usted me enamora, y yo lo enamoro para que echemos una pelea. Quiero decir, que tiene que tener mucho estímulo la persona para echarse una pelea. Se hacen por amor, por cariño; la plata es algo que no tiene sentido.

¿Qué piensa de esos reconocimientos?

De lo que conozco yo, a la persona a quién más se le debe reconocer es a don Horacio Jackson. Porque don Horacio, es el extracto de la honestidad; y ha sido el fundador original de los galleros de Bluefields y de la Costa Caribe.

Después de eso, considero que le correspondería a Heberto Woo, porque es el que ha repuesto a don Horacio. De allí los otros podrán ser merecedores en otra categoría.

Articulo publicado en Junio del 2008